Truco de la botella mágica

¡Muchas gracias a Shelly por enviarlo!

Efecto:

El mago pide un voluntario de la audiencia y este mira dentro de una botella para asegurarse de que es un contenedor normal y vacío.

El voluntario devuelve la botella y luego examina la varita mágica para asegurarse de que es normal.

El mago deja caer la varita dentro de la botella (notando lo fácil que cae).

Voltea la botella y suelta la varita.

La varita se queda sostenida mágicamente en la botella.

Materiales:

Si no tienes una botella oscura, puedes poner pintura oscura dentro de ésta y agitarla para pintar el interior.

Recorta un pedazo del borrador, lo suficientemente grande como para acuñar la varita en la boca de la botella.  ¡El borrador es el que hace funcionar el truco!
 

Secreto:

Pasa la botella al voluntario y pídele que se asegure de que esté vacía.

Recibe nuevamente la botella y dale la varita a tu amigo.  Mientras tanto, desliza el pedazo de borrador en la botella sin que nadie te vea (puedes tenerlo en tu bolsillo hasta este punto).  Necesitarás practicar esto varias veces.

Recibe nuevamente la varita y dejarla caer en la botella.

Toma la varita y la botella y voltéalas MUY DESPACIO boca abajo (balbucea toda clase de encantamientos mientras lo haces).  Hala un poquito la varita cuando estas volteando la botella para que el pedazo de borrador quede apretado en la boca de la botella (también necesitarás practicar esto varias veces).

Suelta la varita...¡ta-dá!  No se cae.

Voltea lentamente para que quede erguida.  Suelta todo y ta-dá la varita permanece suspendida en la botella (no se vuelve a caer adentro).

Para retirar la varita, empújala un poco para liberar la goma y sácala.